Los ingredientes para cocinar, protagonistas del consumo en Semana Santa | Investigación

Los ingredientes para cocinar, protagonistas del consumo en Semana Santa | Investigación


Imagen: Pixabay

Las ventas de productos de gran consumo en la Semana Santa de 2021 superaron los 1.224 millones de euros. Este resultado representa 146 millones de euros más (+14%) en comparación con la Semana Santa de 2019, antes del inicio de la pandemia, y 36,7 millones de euros más (+3%) en comparación con la Semana Santa del año pasado.

En esta temporada festiva, algunas categorías adquieren especial importancia en sus ventas en relación con su rendimiento durante el resto del año. Los ingredientes de la cocina casera, como la canela, la harina, el azúcar, la nata, las obleas para empanadilla o la leche condensada, y los productos típicos de esta época, como las tortas de hojaldre, los chocolates, el bacalao y el cordero, son los protagonistas de la Semana Santa cada año.

“A pesar del crecimiento del 3% en las ventas de productos de gran consumo, hay descensos en algunas categorías relacionadas con la preparación de postres en la Semana Santa de 2021 frente a la de 2020. Esto se debe a que 2020 fue un año muy fuerte para estas categorías, ya que representó un boom de consumidores que, al estar confinados con fuertes restricciones de movilidad, se dedicaron entre otras cosas, a hornear más pasteles, pan y postres. Si comparamos el crecimiento de estas categorías en la Semana Santa de 2021 con respecto a la de 2019 (pre-covid), vemos que los resultados son bastante positivos”, explica en un comunicado Patricia Daimiel, Retail Intelligence Leader Iberia & Italy de NielsenIQ.

“En el primer trimestre (que se cierra en Semana Santa), el mercado de gran consumo se mantiene estable (+0,2%) en comparación con el mismo periodo de 2020, que, como sabemos, fue excepcionalmente positivo (+12,4). Sin embargo, el mercado sigue con tono alto cuando comparamos con 2019 (+12,7%) y esta tendencia se prolongará más o menos dependiendo de la situación sanitaria.

En estos primeros meses del año, los frescos en los hipermercados y supermercados siguen fuertes, consolidando las posiciones ganadas en 2020. Otra tendencia observada es que en las últimas semanas se está produciendo un cierto cambio en el balance entre marcas de fabricante y marcas de distribución en favor de estas últimas.Respecto a los canales, la evolución de los físicos es positiva y el online se mantiene en niveles altos , una tendencia “importada” de 2020 ya que los hogares que lo usaron por primera vez el año pasado lo siguen utilizando en 2021.

“Estas son las tendencias observadas en el primer trimestre del año y principios del segundo, y que prevemos que puedan continuar a lo largo de 2021, en función de la evolución de la situación de la pandemia”, concluye Daimiel.



Post Original

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are makes.